La reforma laboral “refinitiva”… si lo permiten los juzgados

Como siempre lo más llamativo en las reformas laborales de Expaña son los nuevos tipos de contratos  (aún más, como si no tuviésemos pocos ya…) y las reducciones de las indemnizaciones por despidos “improcedentes”. Sin embargo lo que esta última reforma pretende es conseguir que se extiendan las causas que permiten los despidos “objetivos”, cosa que las últimas reformas del PPSOE han venido intentando, pero siempre han dejado resquicios legales que permitían a los jueces de “lo Social” fallar en muchas ocasiones a favor del trabajador despedido, debido a la “no procedencia” del despido objetivo.

Esta nueva reforma intenta principalmente afinar las causas que permiten el despido “objetivo”. No voy a entrar en el cómo, que para eso ya están los expertos de laboro, entre otros muchos que están examinado y explicando esta reforma, y uno no es experto en estos temas. Lo importante es que si con esta reforma los Juzgados de lo Social empiezan a fallar mayoritariamente a favor de la empresa en caso de conflicto tras despido, por fin se habrá llegado al ansiado objetivo de un despido barato, o incluso gratis si el sano y noble emprendedor expañol se lo sabe montar bien ante los señores jueces….

En resumen, que el futuro del trabajador expañol por cuenta ajena que anticipábamos de forma un tanto “brutota” en la primera entrada de este blog, allá por mayo de 2010, puede que ya nos haya alcanzado (si los señores jueces y magistrados de lo Social lo permiten esta vez)

Toma de conciencia obrera en el S. XXI

Pero no todo van a ser malas noticias para el sano y noble trabajador expañol; hay una cosa en la reforma en la que seguramente podrán encontrar solaz y regocijo. La reforma -si los jueces se dejan- abre definitivamente la puerta al despido de buena parte de los funcivagos públicos. Concretamente a la parte que no son funcis (¿entonces serán sólo vagos?) sino empleados laborales, sean estos interinos o fijos, “a voluntad /a dedo” o por oposición (vaya pringados estos últimos: entrando sin enchufe, teniendo que tragarse los libros, y ahora a la calle y sin posibilidad de volver a ser contratados dado su turbio pasado como funcivagos… ¡¡Pero haber estudiado para unas oposiciones “de las de toda la vida“, por Dios!!).

Ya ven, no todo son malas noticias en esta reforma, y como dice el refrán popular expañol (sano y noble, por lo tanto) “mal de muchos, consuelo de fieles y leales votantes del PPSOE“, o algo así venía a decir….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s