La pérdida del cargo no es una derrota; para los más capaces, es una oportunidad de mejora

Como ya todos ustedes saben, hoy se produce un hecho inédito en la historia contemporánea: el Papa dimite/renuncia y abandona la silla de San Pedro sin pasar previamente por la extremaunción. Realmente son estos unos tiempos de cambio, tiempos difíciles en los que a veces los mejores hombres, los que creíamos los más cualificados para el cargo, se ven obligados por las circunstancias a abandonar sus puestos. Sin ir más lejos, recordemos que también recientemente -no podemos precisar la fecha exacta del hecho por los problemas del diferido– ese titán de la tesorería y las finanzas políticas, D. Luis Bárcenas, ha sido despedido (puede que improcedentemente) por el partido al que entregó 30 años de su vida. La maldita crisis, con sus EREs que no cesan…

En fin, dos personajes a los que en este su blog admiramos muchísimo por diversas razones, y a los que deseamos que en el futuro próximo todo les vaya mejor. Sin duda, sus amplias experiencias profesionales, sus conocimientos multidisciplinares y el prestigio del que gozan, harán que pronto salgan de este bache y encuentren el puesto que se merecen, o bien si lo desean, aprovechen la ocasión para irse a un merecido retiro dorado. ¡Ánimo, caballeros!

Papa Benedicto XVI y Tesorero Barcenas, en la cola del paro

A todos nos puede pasar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s