Entrada necrológica aparte: Don Giulio ya está en el paraíso.

Si permiten una “breve” divagación…

Ayer murió un histórico personaje político del s. XX que siempre hemos admirado por su talento y capacidad política. Más admirado incluso que otros grandísimos personajes políticos nacionales del siglo pasado que ya hemos mencionado -cuando no elogiado profusamente por sus hechos- en este su blog (D. Juan Carlos, D. Felipe, D. Manuel, D. Santiago…). Hablamos, por supuesto, de Don Giulio Andreotti, uno de los Padres Fundadores de la República Italiana, estado que fue uno de los brillantes espejos en los que el vigoroso y vigente régimen monárquico-parlamentario expañol de 1978 miró y tomó como ejemplo para constituirse.

Andreotti y colegas

Andreotti y otros personajes importantes de la segunda mitad del s. XX italiano

Si en los años 70 y 80 en el Telediario (solo había uno, aunque los más jóvenes no se lo puedan creer) era habitual  tener crónicas políticas desde Italia, esta costumbre se fue perdiendo hacia finales de los 90, y de hecho el interés por la política italiana diríamos que ha perdido su audiencia en Expaña (aunque desde las crisis de deudas soberanas EUROpeas de 2008 y siguientes, reconocemos que el foco de los medios de comunicación de masas expañoles ha vuelto a ponerse de cuando en cuando sobre Italia, por aquello de ver a qué vecino le pelaban sus barbas antes). Así que probablemente los más jóvenes lectores de este blog ni conozcan siquiera a tan interesante -aunque de aspecto algo anodino- personaje.

A ellos, les recomiendo que “adquieran en su proveedor habitual” una interesante y entretenida película italiana de 2008, “Il Divo“, Gran Premio del Jurado en Cannes, que trata sobre la vida y milagros de Don Giulio, basada en hechos reales aunque de forma “no autorizada” y no necesariamente imparcial (pero eso de no ser imparcial puntua aún más entre los sanos y nobles espectadores expañoles, ¿verdad?). Existe hasta versión doblada en castellano, aunque recomendamos la versión subtitulada por apreciar mejor el trabajo del actor que interpreta a Andreotti (Toni Servillo).

No obstante, y por deferencia con nuestros sanos, nobles y monolingües lectores patrios, el fragmento que enlazamos aquí de la película está doblado a la Lengua del Ex-imperio. Se trata de la escena de la película que menos basada está en la realidad histórica del personaje, pues Don Giulio nunca fue de los de “confesarse en público”. En ella, Andreotti se confiesa políticamente ante la audiencia y ante la Historia. No se preocupen, la película está llena de escenas más interesantes que esta, y además aunque el doblaje no es nada malo, ya les digo que recomendamos su versión original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s