Segmento publicitario 11: ¿Es buena idea mezclar política con publicidad de productos?

(Hacía tiempo que no interrumpíamos nuestra programación habitual con uno de estos segmentos publicitarios ¿verdad?)

Ayer me remitieron un enlace a esta curiosa publicidad de una empresa de los Países Catalanes Septentrionales que se dedica a la provisión de hosting en Internet:

Relaxing backup of discos duros

Relaxing backup of discos duros. Para no perder información que pueda luego necesitar el Sr. Juez.

Como podrán haber apreciado, el anuncio juega con hacer burla de ciertas actuaciones recientes de nuestros próceres, concretamente la destrucción de los discos duros usados por nuestro admirado recluso el Sr. Bárcenas en su etapa de tesorero del PP y el impactante discurso en inglés de la cabeza visible de la candidatura olímpica de Madrid 20020 2020 en Buenos Aires.

El uso de contenidos de índole política para el anuncio de productos que en principio no tienen nada que ver con ella tiene sus riesgos, por supuesto. Es fácil, por ejemplo, causar con ello un impacto negativo en una  parte del potencial público objetivo de tu campaña, a no ser que sea un público homogéneo muy concreto, que sepas que en una gran parte va a estar de acuerdo con el sesgo político que vas a  meter (aunque sea de forma suave) en tu mensaje. Menos frecuentemente, si “te pasas un poco en la frenada”, puede que incluso tu anuncio acabe molestando de veras a algún poder político-administrativo, lo que en Expaña puede traer consecuencias imprevistas a medio plazo, tales como aumento de inspecciones sobre tu negocio, problemas en la concesión de subvenciones, permisos necesarios, etc.

A cambio de estos riesgos, es fácil con este tipo de contenidos políticos añadidos diferenciar y hacer recordar más a tu anuncio en medio del océano de anuncios de productos similares que compiten con el  tuyo. Y si se sabe hacer bien, puedes minimizar el riesgo de que haya público potencial ofendido por tu mensaje.

En este su blog, ya habíamos tenido algún ejemplo anterior de publicidad con toque de humor político incorporado. ¿Recuerdan este anuncio que apareció en un diario publicado el día siguiente a la proclamación del la II República?:

El rey y la revolución (solo para automovilistas)

Bonito juego de palabras para el “día después”

Un famoso ejemplo de publicidad de un artículo de consumo corriente mezclado con mensaje político es este conocido anuncio de los primeros tiempos de la posguerra, tras la Guerra (In)Civil:

Los rojos no usaban sombrero

El “sinsombrerismo” es cosa de “rojos”. Luego no digan que no les avisamos.

Este es un ejemplo de un caso excepcional. El objetivo aquí era precisamente impactar negativamente en parte de tu público objetivo, mediante el añadido de un mensaje de contenido político en el anuncio. Un impacto negativo que esperaba producir intranquilidad y miedo entre los rogelios que quedasen por Madrid en 1939, para que cambiasen su comportamiento consumidor y empezasen a comprar y usar sombreros, como la gente de bien de toda la vida.

Volvamos a algo más actual. Por lo que he podido averiguar, este es un anuncio real propuesto por una agencia publicitaria de la India (JWT India) a Ford, para anunciar su nuevo Ford Figo(1). En este caso, para llamar la atención del público, se utiliza la figura de Berlusconi y sus escándalos lúdico-lúbricos que tan famosos se han hecho:

Berlusconi, Ford Figo y unas amigas

Berlusconi sí que sabe sacar partido a la amplitud del maletero del Figo

Nótese en minúscula tipografía en su parte inferior, el eslogan del anuncio: “Deja tus preocupaciones atrás.” Igual para un anuncio local en la India de una marca “no global”, hubiese sido una buena idea. Pero en nuestro mundo post-industrial tan comunicado, Ford no puede permitirse anunciarse en ninguna parte con contenidos tan, digamos, “no feministas” hoy en día. Así que finalmente Ford India descartó la utilización de esta campaña. La campaña incluía similares anuncios protagonizados por Schumacher (“sus problemas” son Vettel, Hamilton y Alonso) o por Paris Hilton (con las Kardashian en el maletero)

Para terminar, hay raras veces que tu producto anunciado lleva inevitablemente ciertas connotaciones políticas asociadas. En estos casos, quizás lo mejor sea enfrentarse a estas directamente y con sentido del humor. Al fin y al cabo, buscas diferenciarte frente al resto de ofertas en el mercado y cuando tienes un producto atípico que ofrecer, hay que vender sobre todo su “atipicidad” como factor positivo. ¿Alguien se apunta a hacer un viajecito a Corea del Norte, la tierra de Nuestro Amado y Jóven Supremo Líder Kim Jong-Un? ¡Cada vez más turistas incluyen a “la mejor Corea” entre sus destinos preferidos!:

¡Hagamos una visita a Kim!

El único viaje en el que podrás alejarte de la eterna plaga de turistas que están todo el rato molestando con sus cámaras y sus “móviles listos” de última generación.

(1) El Ford Figo es un modelo de Ford de 2010 pensado para venderse en “países emergentes” como India, México o Sudáfrica. Así que no lo busquen en “países sumergentes(2)” como Expaña.
(2) La RAE no admite el palabro “sumergente”. Pero aquí ya saben que no hacemos ni caso a los hakadéMICOS.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s