Juguetes que no son de broma (aunque lo puedan parecer)

Ya estaban  pensando que no habría más publicaciones en este su blog hasta 2015 por lo menos, ¿verdad? Ahora que ya ha pasado el 25 de diciembre (pues en este patriótico blog nos abstenemos de promocionar al extranjero ese gordinflas de barba desaliñada que va vestido de pimiento colorao) y también pasado el Día de los Inocentes  (costumbre ex-pañola venida a menos, por aquello de ser poco anglosajona y que además no se ha logrado comercializar adecuadamente) traemos una nueva entrada dedicada a juguetes de esos que parecen hechos como  broma pero que sin embargo,  por lo que hemos investigado, son juguetes que fueron realmente comercializados y vendidos para infantes, o al menos “para todos los públicos” (nos hemos abstenido en este repaso de entrar en el curioso mercado de juguetes para adultos). Vean unos cuantos ejemplos, vean:

  •  Los juguetes antiguos, de los años 50, 60, 70 y 80 sobre todo, nos resultan muchas veces un tanto chocantes vistos desde los valores de nuestra época globalizadora, tan políticamente (y racial y genéricamente) correcta. Dejando de un lado por ahora los tan manidos estereotipos de sexismo y belicismo de los que siempre ha sido acusado el “juguete tradicional”, aquí les dejamos una bonita muestra de un juguete nada extraño en los años 70 y 80: una tragaperras de juguete, ideal para la formación del futuro ciudadano ludópata,  que religiosamente colaborará con la financiación del Extado  jugando a las númerosas apuestas y loterías públicas y afines, que tanto gustan a los expañoles:
El juguete infantil tradicional: aprender a ser adulto jugando...

El juguete infantil tradicional: aprender a ser adulto jugando…

  • Lo bueno de los juguetes antiguos es que un grupo de amigos podía divertirse con ellos  sin preocuparse de que las mariconadas legítimas preocupaciones de padres de familia no-numerosa acerca de la seguridad de los juguetes interfiriesen en la diversion. Aquí les presento a un juego USAno de los años 60 y 70 llamado Swack! Era un juguete de Ideal, en el que tenías que ir retirando de un cepo ratonero piezas de queso teniendo cuidado de que no se dispare la trampa y te atrape la mano. Aunque era todo de plastiquete y tampoco el mecanismo hacía tanta pupa a las manos del torpe perdedor, el uso descuidado del juguete provocó algún que otro labio partido  en su tiempo a algún nene travieso que ponía la cara antes que la mano mientras jugaba:
¿Hoy estaría más prohibido por su peligro o por considerarse  como una incitación a la crueldad con animales?

¿Hoy estaría más prohibido por su peligro o por considerarse como una incitación a la crueldad con animales?

El anuncio de TV de la época para este juguete tiene su gracia, entre la cara de risa-susto de los niños y la forma en que el locutor dice “Swack!”:

  • Otro juguete que sólo se le ocurriría comercializar a alguien en los felices 60. La vieja broma del tartazo en la cara convertida en juguete para toda la familia: Pie Face de Hasbro:
Como dice la canción de su anuncio: "

Como dice al final la cancioncilla de su anuncio: “Get your face full of goo!”

  • Este juguete sería el preferido de cualquier telediario sensacionalista hoy en día. ¡Juega a ser un perfecto verdugo con la Guillotina de la Cámara de los Horrores de Madame Tussauds! ¡Diversión inofensiva! ¡Todo de plástico! (¿Plástico? ¿Para qué se molestaron entonces en buscar el patrocinio de Mme. Tussauds?) Lo mejor, como dice en el texto de debajo de la foto, es que tu eres el juez, jurado y verdugo a la vez. ¡Eso sí que es eficacia, economía y eficiencia!
Eso es lo que haría falta ahora: ¡Qué rueden más cabezas!

Eso es lo que hace falta ahora: ¡Qué rueden más cabezas!

  •  Otro gran juguete de los que ya no se hacen.  Con Probascus Tortus, la tortura sí que puede ser divertida. Gira la rueda del mecanismo y podrás retorcer la nariz del muñeco a tu gusto. ¡No me digan que no les gustaría tenerlo!
Este juguete seguramente tocaría las narices a más de uno, hoy en día...

Este juguete seguramente tocaría las narices a más de uno, hoy en día…

  •  Este juguete que viene a continuación parece la típca broma creación de algún artista conceptual contemporáneo de esos, pero por lo que hemos averiguado llegó a comercializarse realmente allá por el 2001 en UK por Hurst-Marler Ltd. (al módico precio de  £2) y en USA por Streamline Inc. (por tan solo $2.5). Se trata del muñeco de acción Invisible Jim, del que algunos maledicentes insinuaban que no es que fuese invisible, sino que el envoltorio en que venía estaba realmente vacío. La gente, que es muy mal pensada… En cualquier caso, en su bonito envase podemos leer las caractrísticas de este original muñeco: “Dotado de un realista falso pelo”, “Una mano para agarrar (estaría bien)”, “Completamente carente de ojos esquivos”, “Con traje de camuflaje vendido por separado -¡Ahora sí que no podrán verle!”, “No visto en televisión”, “Su misión: salvar al mundo (de las muñecas cutres)” y “otras grandes cualidades”
¡El muñeco que más fomenta tu imaginación, a un precio económico!

¡El muñeco que más fomenta tu imaginación, a un precio económico!

  •  Vamos con algo contemporáneo: la deliciosa colección Poopsy Pets (Mascotas cagoncetas) de la gama de muñecas Moxie Girlz. Tenemos el koala azul que defeca (este blog es demasiado refinado como para escribir tres veces seguidas “caga”) joyas, el conejo rosa que evacua brillantina y la mascota más fa-bu-lo-sa de todas, el unicornio blanco que excreta arcoiris:
Sí, es cierto, los unicornios hembra sólo cagan arcoiris.

Sí, es cierto, los unicornios hembra sólo cagan arcoiris.

La propiedad más destacable de todas estas mascotas, es que se comen sus propias cacas:

eat-their-own-poopPor supuesto, tenía que existir un anuncio de televisión glosando las maravillas de esta colección, con pegadiza tonadilla pastelosa de inspirada letra (“Poopsy Pets, oh how cute! Just like magic, really poops!”)

  • Finalmente, vamos con una serie de juguetes en principio más corrientitos pero con, digamos, un diseño un tanto desafortunado. Los más fieles seguidores del blog recordarán por ejemplo esta pistola de agua de Batman (el de la serie de TV de los años 60):
Pistola de agua Batman 60's

Holy water, Batman!

  •  O este Punisher transformable, capaz de ser montado de maneras alternativas a las previstas en las instrucciones:
¡Esta sí que es un arma potente!

¡Esta sí que es un arma potente!

  •  Tenemos también este flotador con un dibujo de Lobezno:
Para que funcione hay que soplarlo por el pitorro, por supuesto.

Para que funcione, hay que soplar por el pitorro, por supuesto.

  •  Para acabar esta entrada, de postre les ofrecemos unas gominolas “Concert Candy” con la imagen de Hanna Montana en el envase, supuestamente con forma de guitarras y micrófonos, pero que no quedaron muy conseguidas precisamente:
En la foto no se ven, pero las guitarras del contenido también tenían una forma un tanto sopechosa

En la foto no se ven, pero algunas guitarras del contenido también tenían una forma un tanto flaccida y sopechosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s