Intermedio musical XXII: Con ocasión del triunfo del centrismo en Francia

Estamos en la víspera de la votación de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas  que concluirá con el decisivo y necesario triunfo del candidato oficialista de extremo centro, el ex-ministro, ex-empleado de la Banca Rothschild, atractivo y dinámico líder socioliberal  Emmanuel Macron, frente a la candidata racista, xenófoba, islamófoba, anti EUROpeísta, fascista y a la que (posiblemente) le huelen muy mal (a veces) los pies, Marine Le Pen.

 Lástima que para completar tan moral y ejemplar cuadro, representativo de la victoria ineludible del Bien sobre el Mal, no sea Emmanuel la mujer y Marine el hombre, pero bueno, siempre nos queda el consuelo de pensar que a lo mejor Emmanuel es una mujer con pene y Marine un hombre con vulva, lo que explicaría mejor aún el asunto y ya todo cuadraría al 100% dentro la narrativa correcta.

El hombre que gusta a los jefes

Cada vez más votantes encuentran irresistible a Emmanuel Macron

En fin, que este 7 de mayo de 2017 en Francia, millones de militantes, simpatizantes y votantes de centro cumplirán con su deber democrático y social, derrotando con sus votos al odio y poniendo a su país en la senda de las reformas económicas y sociales tan necesarias para afrontar las próximas décadas. Queremos desde aquí aplaudir y animar a tan cívico y ejemplar comportamiento, dedicándoles a todos ellos uno de nuestros escogidos vídeos músico-vocales (¡Hacía ya mucho tiempo que no poníamos uno!)

No ha sido una labor fácil, porque canciones dedicadas a militantes “izquierdistas” hay  a montones. Incluso también hay bastantes canciones en el mundo dedicadas a personas que militaron en “las derechas” (aunque en idioma español hay que reconocer que hay pocas de estas), pero casi nadie ha pensado en ningún lugar en dedicar siquiera  unas letritas a los abnegados y siempre olvidados militantes “de centro“. Pero finalmente hemos encontrado este vídeo, de una agrupación músico-vocal expañola, que sí les tuvo en cuenta. Esperemos que sea de su agrado:

 

Pues va a ser que no, que el yihadismo no prevalecerá. ¡El motivo te sorprenderá!

En los últimos días de la campaña presidencial de nuestro querido país vecino, la cuestión del momento es la de si tendrán influencia apreciable en la votación de hoy  los pasados atentados de sujetos afines al Islam sunnita más fundamentalista (conocidos popularmente como “yihadistas” en los medios europeos de comunicación de masas). Honesta y modestamente desde este blog creemos que no mucha, porque este tipo de atentados ya forman parte de la normalidad de la EUROpea y multicultural sociedad francesa del siglo XXI, como ya bien dijo el candidato de extremo centro y antiguo empleado de la Banca Rothschild, Emmanuel Macron, justo después del último atentado en París: “Cette menace, cet impondérable, fait partie du quotidien des prochaines années“.

Manual de procedimiento en caso de surgir un imponderable habitual

Manual de procedimiento en caso de surgir un imponderable cotidiano

Por lo tanto, estos sucesos no constituyen “circunstancias nuevas y excepcionales” que puedan cambiar drásticamente la tendencia de voto de la noche a la mañana. Para que se entienda: estaríamos ante una normalidad política parecida a la existente en Expaña durante los primeros años 80 con el terrorismo de ETA, en los llamados “años del plomo”. Aunque pueda llevarse algún voto más de última hora la maléfica y antisocialdemócrata malrollista Marine Le Pen por este atentado, al final su candidatura a la Presidencia de la República Gabacha se verá derrotada en la segunda vuelta electoral, como ya está previsto (incluso aunque ocurriese algún atentado más entre medias, cosa que por simple cálculo estadístico tampoco sería de extrañar que pase).

Derrotada, probablemente, por el candidato oficialista Macron (considérenlo como “el Cifuentes gabacho“) que irrumpió (o se le hizo irrumpir) en el escenario hace apenas un año, cuando el candidato corrupto-gaullista François Fillon empezó a tener sus múltiples problemillas con la Justicia. Aunque en realidad, incluso si se diese la sorpresa de la remontada de Fillon, también Marine perdería con este en la segunda ronda. Sólo en caso de un inesperado pase del syrizo-podemita Jean-Luc Mélenchon a la segunda vuelta, podría tener alguna posibilidad Le Pen de ganar la presidencia (tranquis, mis estimados inversores EURObursátiles, que eso seguro que no pasará…)

Macron

Se le ve un chico formal y limpito

Pero volviendo al hilo del titular clickbaitero de esta entrada, si lo que pretenden los terroristas es influir decisivamente en la votación de hoy, no lo van a conseguir. De hecho, pretendan lo que pretendan, sus postulados e ideas no van a prevalecer; es imposible, no tienen nada que hacer frente a nosotros, los ciudadanos EUROpeos de los Estados Sociales y Democráticos de Derecho de la UE-28 UE-27. Miren, mejor que sea este esclarecedor texto del escritor y polemista francés Philippe Muray  el que les explique todos los motivos por los que “no tienen nada que rascar” los chicos estos de la Yihad:

Queridos yihadistas:

Cabalgando en vuestros elefantes de hierro y fuego, habéis entrado con furia en nuestra tienda de porcelana. Pero es una tienda de porcelana cuyos propietarios, desde hace mucho tiempo, se propusieron hacer añicos todo lo que había allí atesorado. Es más, sobreviven sólo para eso. Vosotros los habéis perturbado. Sois los primeros demoledores que atacan a los destructores; los primeros bárbaros que la toman con los vándalos; los primeros incendiarios que compiten con los pirómanos. Esta situación es original. Pero, a diferencia de las nuestras, vuestras demoliciones se efectúan en total ilegalidad y así se atraen una repulsa casi unánime. Mientras que nosotros ponemos a punto nuestras tortuosas innovaciones entre el entusiasmo general y la felicidad más pimpante.

Nada nos impedirá continuar acusándoos de pertenecer al campo de los nostálgicos de un orden orgánico y comunitario donde el individuo no se pertenece, frente a nuestra sociedad de individuos autónomos, responsables y solidarios.

Os advertimos de que venceremos porque somos los más débiles. Temed la furia de los corderos. Temed la cólera de las ovejas enfurecidas.

Os adormecéis en las delicias del martirio, pero es mucho más fácil morir por un Dios que sobrevivirle. La salida de la fe es un duro sendero en el cual nosotros hemos aprendido cosas que vosotros todavía ignoráis. Sobre ese camino incierto, hemos adquirido una confianza que os asombrará. El furor que pondremos para resistiros os dejará estupefactos. Temed el odio del hombre en bermudas. Temed la cólera del consumidor, del viajero, del turista, de aquél que desciende de su caravana de camping. Os imagináis que nuestros placeres y nuestros ocios nos han ablandado. ¡Pues bien!, lucharemos como leones para proteger nuestra molicie.

Lucharemos por nuestras comunidades comunitaristas, por nuestras tribus tribales, por nuestras reivindicaciones reivindicativas y por todos nuestros estudiantes en rebelión que valen de lejos vuestros estudiantes en religión.

Lucharemos por todo, por las palabras que ya no tienen sentido y por la vida que va con ellas. Lucharemos por el orden mundial caritativo y por el buen rollito. Lucharemos por la vida joven y por las artes alternativas.

Lucharemos por nuestros tour-operadores, por nuestras compañías aéreas, por nuestras cadenas hoteleras, por nuestros proveedores de servicios, por nuestras páginas web y por nuestros “todo incluido”.

 Lucharemos por nuestro Dios único, que tiene la forma de un proyector encendido sobre un plató de televisión.

Lucharemos sin fin, porque el fin llegó hace ya tiempo, y ni siquiera nos acordamos de ello. Lucharemos por el  placer de hasta haber olvidado nuestro propio fin.

 Lucharemos por la desaparición del lenguaje articulado.

 Y venceremos. Evidentemente. Porque somos los más muertos.